• 1

    La Antesala del Cielo En la cima de los Cuchumatanes las vistas son impresionantes. Aqui se puede ver gran parte del occidente Guatemalteco.

  • 2

    La Villa de Chiantla, cuenta con edificios de importancia histórica. El santuario de la Virgen de Candelaria recibe miles de peregrinos durante todo el año.

  • 3

    El mirador Juan Dieguez Olaverri, es un parque desde donde se puede observar un paisaje hermoso. Tiene una altura de 3,800 metros sobre el nivel del mar.

  • 4

    Con más de 100,000 habitantes, Chiantla es un municipio que esta ubicado en el occidente sur de la republica de Guatemala, en América Central.

Ratio: 5 / 5

Iniciar activoIniciar activoIniciar activoIniciar activoIniciar activo
 

 

En la Chiantla de ayer se quedó el recuerdo de sus tradiciones, enmarcadas en su propia historia, llena de religiosidad, devoción y costumbres; Recordaremos ese primer día de cuaresma, el martes de carnaval, cuarenta días a la muerte de Jesús, el patio de tierra adornado de ramas de pino, y listones de papel china y crepe, de muchos colores, la marimbita sencilla de los Mérida, ya lista para amenizar con sones y corridos, en esa singular tarde de alegría y cascarones, en la casa de don Mariano y Doña Casimira los abuelos de Rolando Pica, rellenas están las cascaras de los huevos vacíos, de cientos de retacitos de todos los colores de papel de china , pintados los cascarones con añelinas de colores según la creatividad, y las emociones de las mujeres y niños del pueblo, que con muchos meses de anticipación pintaron y rellenaron los cascarones de los “blanquillos”.

A las tres de la tarde de  todos los años de martes de carnaval, comenzaba el baile, mujeres, hombres, viejos y niños, con máscaras algunos y ropas de colores, portando entre las manos,  canastas de caña de carrizo o mimbre, los coloridos cascarones que sin misericordia alguna se estrellaban en la cabeza de un pueblo carnavalero,  rizas y emociones, música de marimba y el llorar de repente de un violín y un largo acordeón de aldea.

Ya el piso del patio grueso de pedazos de cascaras y retazos coloridos aplastaos por el pisar de los bailantes, que rotando ya alrededor de un gran nudo de cientos de pitas de cáñamo, tomados con  las manos los extremos de cada hilo se sellaba el compadrazgo de dos personas para siempre.

 los zapateros, Evaristo Serrano, Héctor Cano, Rubén Alvarado, Manuel Tarula, Rodrigo Alva, Momo Tello, Lalo          cano, llenaban sus cuadernos con los nombres y medidas de los pies de todo un pueblo que estrenaría calzado  de colores y modelos diferentes al igual que los sastres como : Chepe Figueroa, José Víctor Tello, Tío Meches Mérida, Manuel del Valle, Angelito Tello, Chepe Piocha, Santiago Cano, con sus percheros llenos de telas de colores y  diferentes, para los pantalones , sacos y chalecos, satisfaciendo los diferentes gustos del cliente; Atareadas las costureras:  Chinta la mujer de janche, Rosita Cano, Telma Alvarado, Cándida Cano, Teresa Alvarado, Esperanza del Valle, Romana  esposa de Sarbelio, con sus salas llenas de sedas, encajes , madrileñas, bordados, y  apuntes de nombres y medidas entre los figurines acomodados en las mesas de trabajo,  semana Santa en Chiantla de aquel entonces llena de estrenos devoción glamur y moda,                         ahorros de todo un año para el estreno de los lustrosos ………….zapatos, y  el sabor y olor a ropa nueva, a devoción, a paz, a miel y pan.

Ah ahah … los viernes soleados de cuaresma, los días de pesca, grupos de vecinos en las aguas del Selegua, en los pescaditos o laguna de tía Tella, en los obscuros remansos del corona, cargando un costal de yute como tarraya, ollas de peltre llenas de tomates, cebollas ajos, epazote, chiles y dentro de los morrales, un vaso y taza de peltre, limones tortillas, fósforos  ocote y sal y como un niño dormido envuelta en una mantita con mucho cariño una botellita de la sabrosa Indita, si la suerte favorecía y caían en la tarraya docenas de pescaditos, ranas y cangrejos, después de arduos trabajos, tapando las salidas de los arroyitos, arreando los pececitos, asustándolos dentro de las cuevas y recodos; la aventura valía la pena, ya los encargados del caldo prendían el fuego, hervía el agua con todos sus ingredientes, lista la olla para recibir los destripados pescaditos, piernitas de rana y cangrejitosagresivos, ya el grupo , bañados quitados del lodo sentados o parados alrededor del fuego y la olla, bajo la sombra de un frondoso aliso se decía salud con sendos vasos de trago y un prendido cigarrito en la mano, que almuerzos tan sabrosos y que fraternal recuerdo para las historias de los pueblos como chiantla tan bella y tan única,( cuando inviten a ………….cheyito, no le recomienden la olla).-Así era una de las tradiciones antes que se secaran los ríos y lagunas.-

Ya recorren nuestras calles de día y de noche los judíos, ya Jesús entro montado en burro, este sábado de ramos, ya lo buscan los Romanos, pero más lo buscan sus enemigos los Judíos sus Hermanos, y mañana que es domingo se celebran varias misas en la hermosa catedral, y acudimos los Chiantlecosa la Iglesia clamorosa con olor a trementina, a insencio, a copal a candelas de parafina y esa aroma tan fragante de corozo mazateco, a comulgar con Jesucristo, y recibir en santa paz hojas santas ya benditas de palmito que nos protejan de un mal rayo y de una fuerte tempestad.

Son días Santos de ayunos y vigilia, los hombres no trabajan, ayudan a las mujeres con la leña para el horno para el pan, que en todo el municipio se elabora el miércoles Santo como una tradición, las artesas en mantecadas de grasa de coche al igual que las cazuelejas moldes para las tortasde pan, las listas son muy largas en los hornos de doña Emeteria y su hijaDoña Mela, Doña Ana cleta de García, doña Casimira y mi abuela Facunda, Doña Luca Herrera, Doña Gena Mérida,Doña Victoria Rodríguez, Doña Juana  Mérida, donde sus hornos trasnochaban elaborando los panes para la mesa de muchas familias en la semana santa de Chiantla.-

Ya listos los garbanzos, el tomate colorado, los pedazos de chilacayote, papaya, duraznos,  higos,  dulce miel de abeja  o azúcar de caña, el delicioso dulce de semana santa,los grandes  jarros de barro para el sabroso café con panela,  en las esquinas del parque los vendedores de granizadas, y muy temprano el jueves santo, la repartición de los panes,  el dulce, chiles, cebollas, y  remolachas en vinagre, entre familias y vecinos, amigos y conocidos,  que ricos manjares aquellos hechos con diferentes manos y recetas.

Los patojos en las aceras o en las bancas del parque, o en cualquier lugar, se juega a las ceras hay chimeca y también negra;  ya  barrabas y dimas  están como Jesús sentenciados, es una noche y una santa cena triste,al señor lo traicionaron, barrabas goza libre por la historia y acecha impunemente un asalto callejero o en un banco o en un cajero.

Y llego el día másgrande,más triste y despreciable de todos los siglos donde muere un inocente para redimirme a mí y a los demás, si te bañas viernes santo te conviertes en pescado, si no rezas si no oras, si no ayunas, si no  amas, si no quieres,  y te llenas de odios y  de pecados, en el cielo y en  las estrellas jamás tu alma brillara.

A grandes zancadas avanzan, por las calles de la Villa, José Valiente, Sein  Cartagena,MashoMérida, pedro Luche, van cargando a San Juan quelleva aferrada a sus manos una jarra de agua dulce, alJesús el Nazareno, que estámuriendo de sed en su larga agonía por esa tortuosa y  empedrada calle real rumbo al calvario.

Es la hora del almuerzo, en la mesa de los chiantlecos, y el platillo tradicional de un viernes santo: Pescado seco envuelto en huevo chirmol acompañado de  arroz, y tortillitas salidas del comal, Una horchata y un buen trago, una gallo, y en la mesa de los  pobres una macarela canadiense un refresco el manantial o el Danubio y un vaso hasta el copete de esa cusha clandestina de doña Elena,ya las calles  de mi antañona ciudad, lucen  adornadas de ramas de pinares, flecos y festones de papel de china o crepe, paredes,  portones y ventanas pintadas y encaladas, hoja de pino regado donde pasara el señor, su urna resplandeciente , su rostro sangrando, sereno y triste, su cuerpo lleno de heridas y su mirada perdida, cargándolo van los de la hermandady su pueblo,  las mujeres de negro llorando, las campanas de la iglesia repican con un sonido espacioso y profundo van a depositar a Jesús el señor en su lugar, en su Iglesia.

 Y en la plaza de la iglesia, Cipriano López, plantado como un apóstol haciendo sonar su corneta de tristeza y de coraje,   juegan sus espadas Mino Valiente, PedroMérida y BaudilioEscobedo, llegaron tarde los centuriones, a Jesús lo …crucificaron y también ya lo enterraron, y en un brazo de ese árbol de matasano que esta junto al cerrito de san Jerónimo, mueve el viento arremolinado, un pedazo de lazo nuevo, donde un traidor se colgó .

Las canastas están llenas este sábado de gloria y este domingo de pascua, repletas de hortalizas y frutas,  gallinas criollas para el caldo y docenas de huevos duros, chorizos , longanizas, costillas de carnero, chuchitos, enchiladas, pupucitas de la Juana, frijolitos refritos, aguardiente, cervezas, cusha y aguas de sabores, y en la boca de todo un pueblo una placida sonrisa en un paseo feliz por los llanos de chuscaj, las presas de los regadillos, los remanses del corona, las pozas del Selegua, los manzanales de don Tin, los chorros de chuscaj, la laguna de Acubila, . . . y la basura que rueda por el viento en las plazuelas, calles y parques de esta Chiantla sin igual.…paso  la semana Santa, y añoremos a la distancia esas cuaresmas de ayer……….  Pa tus shecas , pa tus tortillas, pa tuspanes, pa tu panza, pa pa  … y los patojos jugando con capirotes de cera, ya con los zapatos rotos y los calzones sucios, luego el deber cotidiano de los señores,  el deber de la familia , ya las escuelas abiertas para seguir deletreando,con usted, conmigo,  mi pueblo y mis recuerdos nomas.

W. Figueroa Mont. (parador). Sacopolaj abril 2,017.

 

f t g
Copyright © 2017 chiantla.com - xsDesign by Hostgator