• 1

    La Antesala del Cielo En la cima de los Cuchumatanes las vistas son impresionantes. Aqui se puede ver gran parte del occidente Guatemalteco.

  • 2

    La Villa de Chiantla, cuenta con edificios de importancia histórica. El santuario de la Virgen de Candelaria recibe miles de peregrinos durante todo el año.

  • 3

    El mirador Juan Dieguez Olaverri, es un parque desde donde se puede observar un paisaje hermoso. Tiene una altura de 3,800 metros sobre el nivel del mar.

  • 4

    Con más de 100,000 habitantes, Chiantla es un municipio que esta ubicado en el occidente sur de la republica de Guatemala, en América Central.

Ratio: 5 / 5

Iniciar activoIniciar activoIniciar activoIniciar activoIniciar activo
 

 

Nos complace en presentar el libro 100 Datos Históricos de Chiantla, escrito por el señor Orlando Cano Mérida. Agradecemos infinitamente la autorización para la reproducción de este material, tenemos la intención de despertar en usted amable lector, esa curiosidad histórica que lo lleve amar más y respetar el legado de quienes nos antecedieron.

 

Iniciamos publicando el prologo de esta joya de la literatura, obligada para todos los chiantlecos: 

 

PROLOGO: 

 

CHIANTLA, es uno de los municipios guatemaltecos que guarda en su historial, numerosos acontecimientos y personajes dignos de ser conocidos por todas las generaciones, ya que ningún pueblo, puede construir su futuro, sin conocer su pasado histórico, y el nuestro es valioso y trascendente.

 

La presente obra, es un compendio del cuantioso caudal histórico de Chiantla, y don ORLANDO CANO MÉRIDA, ha puesto en ella sus grandes dotes de cronista y hombre de letras, que con su narrativa y peculiar estilo, nos hace situar en una diversidad de hechos notables y trascendentes, extractados de fuentes fidedignas, como la constante entrevista a sus contemporáneos, la incansable investigación de los sucesos, la interpretación de los mismos, que trasladados hoy a las nuevas generaciones, contribuirán grandemente a resaltar la esencia de la acción del hombre y la mujer chiantleca, que en el tiempo han multiplicado inquietudes, trabajos y aspiraciones fundamentalmente básicos, para seguirle dando vida a esta tierra hermosa de los CUCHUMATANES.

 

Es muy justo reconocer y valorar, que para la publicación de su obra, don Orlando, manifestó un interés muy grande, un enorme entusiasmo, una dedicación incansable, traducida en muchas horas de trabajo, al igual que una gran perseverancia, para alcanzar la meta propuesta: de ofrecer a su familia, paisanos y amigos, una obra que indudablemente, será del agrado de quienes tengan la oportunidad de leerla.  

 

Reconozco en don Orlando, a una persona de gran trayectoria familiar y de servicio, de inquietud, aspiración y visualización positivas, que a través de la constante lectura y de la consulta, es capaz ahora de ofrecernos el fruto de toda su ilusión y la comprobación de hechos y acontecimientos, que encierra parte de la misma historia que garantizan ser perpetuados con esta impresión.  

 

El anhelo de todo escritor es: que su esfuerzo sea publicado y conocido, constituyéndose en fuente de lectura; y en el presente caso, en la oportunidad de contar con un medio de investigación y de consulta, para todas las chiantlecas y chiantlecos interesados en conocer sus raíces y pasado histórico.  

 

Felicitaciones al autor por el trabajo realizado, por las incontables horas de lectura, especialmente del quehacer municipal contenido en los diferentes libros de actas, por su estilo de redacción, por su memoria histórica, que propicia la anécdota y frases significativas y por todos los dones con los que Dios le bendijo y hoy comparte con nosotros.  

 

Es un anhelo muy sincero, porque la lectura del presente libro, sea del agrado de quienes lo conozcan, especialmente de todas las personas que hemos nacido en esta tierra bendita de Dios y nos permita sentir en cada gota de nuestra sangre, la satisfacción de pertenecer a un lugar Histórico y legendario, custodiado por los imponentes y azules Montes Cuchumatanes, arrullados por el ahora suave murmullo del Selegua y bajo el amparo de la Virgen de Plata, nuestra Señora de Candelaria.

 

Respetuosamente:

Yolanda Edelmira Figueroa Granados

Presidenta de la Casa de la Cultura. Chiantla Septiembre de 2008.

 

Palacio Municipal y vista al "Jardin" (como era llamado el actual Parque de la Juventud) 1917.

 

Dedicatoria:

 

A mi esposa Hilda Con amor.

 

A mis hijos: Carlos, Jorge, Orlando, Juan Luis y Gilda Lorena Cariñosamente.

 

A La Casa de la Cultura de Chiantla Con respeto.

 

A mis amigos Ex Alcaldes: Rubén Alvarado C., Adalberto Cano Herrera y Oscar Lorenzo García afectuosamente.

 

A la Juventud Chiantleca Orgullosa de su Identidad.

 

 

Preámbulo:

 

Chiantla es un pueblo de origen precolombino, es una población tranquila, pintoresca y  hospitalaria, su figura atractiva y hermosa está incrustada al pie de los imponentes Cuchumatanes, bañada por las frescas y transparentes aguas del río Selegua; colinda al norte con el municipio de San Juan Ixcoy y Nebaj del Departamento del Quiché, al sur con el municipio de Huehuetenango, al este con el municipio de Nebaj y Aguacatán y al oeste con San Sebastián Huehuetenango y Todos Santos Cuchumatán.

 

Su cultura se refleja en  múltiples manifestaciones de carácter social y humano.

 

 Cada año hay nuevos Profesionales, surgen aplaudidos Poetas, Pintores y Cantantes; y lo más bello y hermoso es ese ramillete de lindas damitas de nuestra sociedad que cada año brotan de esta tierra  maravillosa, bautizada con el nombre sugestivo de Chiantla que engalana nuestra tradicional feria de  natividad, convertida ya en una feria de Cultura que pone de manifiesto el adelanto y progreso de nuestra querida Villa y la espiritualidad femenina, encarnada en la belleza juvenil de ese grupo de dilectas señoritas que en la tradicional velada de investidura de la “Señorita Chiantla”   Convertidas en una constelación de estrellas, desafían el reto de conquistar el cetro para llevar durante floridos 365 días la representatividad de la belleza y cultura de la mujer chiantleca.

 

Todos los pueblos tienen su historia, pero Chiantla se perfila por la riqueza de sus acontecimientos que han quedado escritos a través del tiempo, de los siglos y del espacio con caracteres inmarcesibles en la conciencia de sus hijos y que han ido pasando de generación en generación para que la historia los recoja y los conserve como el más rico y preciado tesoro.

 

Cualquier lugar, cualquier rinconcito de nuestra querida Chiantla tiene su historia, su leyenda, su romance, sus penas y alegrías, como también las tienen sus calles, sus puentes, sus pilas, sus parques y no digamos su hermoso templo donde se venera nuestra Virgen de Plata, su Palacio Municipal, sus gentes, esos chiantlecos que por sus méritos y hazañas dejaron escritos sus nombres en el tiempo para que la historia escudriñe su origen, su legitimidad y los dé a conocer para ejemplo de nuestras futuras generaciones.

 

 

En Chiantla se goza de un clima deliciosamente agradable, ya que tiene una altura sobre el  nivel de mar de 1,940 metros y en su parte más alta de 3,800 metros se encuentra el lugar denominado “Chémal”.

 

 

 

Chiantla tiene una extensión territorial aproximada de 536 Km.2, donde habitan 74,978 habitantes; 36,899 hombres y 38,679 mujeres de conformidad con el último Censo de Población practicado en el mes de diciembre del año 2,003.

Mira y baja el libro completo:

https://drive.google.com/file/d/0BzkS3Ar_zsylMFQwcmtUZXdRdTB1RS1WVnEtaWlqZ2p5YzA4/view?usp=sharing

 

 

 

 

f t g
Copyright © 2018 chiantla.com - xsDesign by Hostgator